Select Page

[RESEÑA] El invierno del mundo, Ken Follett

[RESEÑA] El invierno del mundo, Ken Follett

Completamos el segundo volumen de la trilogía “The Century”.

Sello Editorial: Plaza & Janés
Páginas: 975
Publicación: Octubre, 2012

Como comenté al reseñar La caída de los gigantes, luego de que Ken Follett publicara a fines de 2014 la última parte de su trilogía The Century, no podía dejar pasar la oportunidad de leer esta serie sobre el siglo XX.

Tal como en el primer libro, encontramos al principio una densa lista de personajes, lista que nos hace preguntarnos ¿cómo junta a tantas personas en un mismo libro? En realidad, algunos vienen del primer libro, aunque no tantos. De hecho, son pocos los que sobreviven hasta el tercer volumen.

La historia comienza en 1933, con un incipiente Hitler buscando el poder en Alemania, y como centro de la historia, aunque antes del plato fuerte, la II Guerra Mundial, pasaremos por España y la toma del poder de Franco.

Si bien la historia se salta un par de años, no es difícil recuperar el hilo de lo que veníamos leyendo en el tomo anterior, aunque los protagonistas ahora son los hijos de quienes conocimos previamente. Lloyd Williams, el hijo de Ethel y el conde Fitzherbert, soldado como su tío Billy y luego parlamentario; Woody Dewar, hijo del ahora senador Gus, asistente del Gobierno americano y luego periodista; Greg Peshkov, hijo de Lev y su amante Marga, abogado y luego senador; Volodia Peshkov, hijo de Grigori (de Lev en realidad), miembro del Ejército Rojo en la sección de inteligencia; Carla y Erik von Ulrich, hijos de Walter y Maud, la primera enfermera y el segundo miembro del Partido Nacional Socialista, y luego del Partido Comunista.

Como en la mayoría de las novelas históricas, conocemos el contexto general, sin embargo desconocemos la fantasía de la historia pequeña, la que le da valor al libro. En esta ocasión, la historia de los protagonistas, por momentos, hace que olvidemos la historia grande, pues los dramas humanos, las relaciones familiares y amorosas de los protagonistas nos hacen ilusionarnos, primero, para recordar, luego, que estamos leyendo un libro sobre la segunda guerra mundial. Así, entre la acción de la guerra, de la bomba nuclear y del espionaje cruzado, nos ilusionamos y duramente volvemos a la realidad.

Esto mismo, a mi parecer, hace de la novela histórica, y de Ken Follett en particular, un género fascinante, al superponer la ficción y la realidad. Finalmente, en este libro el final parece un poco apresurado, aunque después de la acción de la guerra, sin duda no es fácil cerrar un libro. De todos modos, el final es solo un pase al tercer volumen de la saga.

About The Author

EdoUnda

comunicador incógnito y disperso, con los pies aquí y allá, lector y conversador en @LibrosalAire

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Nuestro Twitter

Nuestra FanPage

Escucha nuestras entrevistas en MixCloud