Select Page

[RESEÑA] Los últimos días de nuestros padres, de Joël Dicker

[RESEÑA] Los últimos días de nuestros padres, de Joël Dicker

Del exitoso autor suizo leímos y sufrimos con su primera novela, publicada en 2010.

Sello Editorial: Alfaguara
Páginas: 416
Primera Edición: 2012

Publicación en Chile: Noviembre, 2014

De entrada, en la tapa del libro nos hablan más del otro libro de Joël Dicker, el exitoso, el que han leído (o comprado) más de 2 millones de personas en todo el mundo. Y del presente texto, poco y nada. Por lo mismo, la lectura sorprende bastante. En el buen sentido.

Ahora bien, si un libro, desde su título, alude a la despedida, a la muerte y a los padres, en un contexto de guerra, sin duda que alegría será difícil de encontrar en sus páginas. De hecho, el libro entero está envuelto en un aura de tristeza que es difícil de superar. Con esto no quiero decir que el libro no sea bueno. Al contrario, creo que si un libro logra emocionarte al máximo (independiente de la emoción) vale la pena arriesgarse.

En un año que conmemora el fin de la Segunda Guerra Mundial es probable que nos encontremos con más libros que buscarán hacernos recordar una u otra faceta de este ingrato evento. Pero pocos, estoy seguro, contarán con la delicadeza con que Dicker nos relata esta historia.

Básicamente, el libro relata la historia de Palo, un joven francés que vive con su padre y que, cerca del final de la II Guerra Mundial, ingresa al Servicio Secreto inglés. Esta situación lo distancia, evidentemente, de su padre y de su Francia natal, al menos durante lo que tarda su duro entrenamiento. Ya en Inglaterra, Palo comienza a relacionarse con su grupo de agentes, también en preparación, y conoce a Laura, la única mujer del equipo y de la cual, lógicamente, se enamora.

Tras un par de meses, comienza su aventura en la guerra, como agentes británicos infiltrados en la Francia ocupada por Alemania. En suelo francés, el equipo se reparte en distintas misiones y en distintas ciudades. Cada cierto tiempo, algunos vuelven a Londres a rendir cuentas y esperar nuevas órdenes.

En todo este tiempo, Palo no olvida a su padre y se las ingenia para enviarle un par de postales de Ginebra, donde su progenitor cree, ilusionado, que trabaja en la banca. Esta simple acción, ejecutada por un agente secreto, es descubierta por un agente alemán y, si bien el final es deducible, el desarrollo está narrado con el talento excepcional del autor y nos recuerda que, en una guerra, nadie gana, mucho menos las personas.

En fin, la historia es atrapante y, la sensibilidad del autor nos envuelve con facilidad. A propósito, el último libro que me sorprendió por su intensidad fue Distancia de Rescate, de la argentina Samanta Schweblin.

About The Author

EdoUnda

comunicador incógnito y disperso, con los pies aquí y allá, lector y conversador en @LibrosalAire

Trackbacks/Pingbacks

  1. Rapsodia Gourmet, de Muriel Barbery, nos hizo agua la boca | Libros al Aire - […] embargo, tal como hice con Joël Dicker, leí su primer libro, antes del éxito, para ver cómo me sabían…

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Nuestro Twitter

Nuestra FanPage

Escucha nuestras entrevistas en MixCloud