Select Page

[RESEÑA] Vargas Llosa se aleja del Premio Nobel

[RESEÑA] Vargas Llosa se aleja del Premio Nobel

En Cinco Esquinas, el autor retrata, por encima, la capital peruana de la década del ’90 con sus problemas y tapujos.

Sello Editorial: Alfaguara
Páginas: 320
Primera Edición: 2016

Publicación en Chile: Marzo, 2016

Mario Vargas Llosa es sin duda uno de los escritores relevantes de nuestro barrio latinoamericano, siempre presente en nuestra literatura, desde La ciudad y los perros hasta La fiesta del chivo, y en nuestra política, de izquierda a derecha y con una candidatura presidencial incluida.

Por eso mismo, lo que el último Premio Nobel de Literatura en español publique (o haga con su vida privada, ya que estamos) no pasa ni pasará desapercibido. De ahí que Cinco Esquinas (y también gracias al esfuerzo publicitario) haya generado tanta expectativa en lectores y críticos, conociéndose ya desde el año pasado parte de su trama y su fecha de lanzamiento.

Dicho esto, la lectura de la última novela de Vargas Llosa nos muestra al escritor que conocemos y reconocemos en su forma de escribir y sus tópicos (el periodismo, la sexualidad, el héroe o antihéroe idealista) aunque nos vamos alejando de aquel que mereció el Nobel hace pocos años. Desde La fiesta del chivo, allá por el año 2000, ninguna de las novelas del autor peruano podría considerarse como trascendente, y mucho menos esta última.

Vargas Llosa nos lleva a recorrer la capital peruana de los años ’90, donde Lima se desangra entre los secuestros, chantajes, extorsiones y la violencia de Sendero Luminoso. En ese contexto, el toque de queda obliga a una de las protagonistas, Chabela, a quedarse a dormir en la casa de su amiga Marisa. Así comienza el relato, en medio de la noche, cuando las amigas se transforman en amantes.

De ahí en adelante el libro muestra, con una superficialidad que desilusiona, un gobierno chantajista en manos de “El Doctor”, un escándalo de hace dos años que le explota en la cara a uno de los principales empresarios mineros del país, los esfuerzos de un periódico sensacionalista por sobrevivir “casi” sin financiamiento y la relación amorosa de las dos amigas, primero, y el esposo de una de ellas, luego.

El problema es que conocemos mucho, de sobra tal vez, a Mario Vargas Llosa. Sabemos lo que fue y los monumentos literarios que construyó el siglo pasado. Lo dijo, de hecho, Javier Cercas en sus conferencias de Weidenfeld de Literatura Europea Comparada, en la Universidad de Oxford al indicar que no conoce a ningún autor en español que tenga más de una obra maestra. Vargas Llosa tendría cuatro, según el académico español.

Ese, justamente, puede ser el inconveniente con Cinco esquinas, pues no responde a la expectativa generada por la trayectoria del Premio Nobel. Al contrario, se muestra como un texto intrascendente, superficial y, para colmo, predecible. Sólo un capítulo, el penúltimo, nos devuelve la esperanza de leer una prosa a la altura del autor, cuando mezcla las voces de los protagonistas y sus respuestas en una rápida sucesión de hechos, lugares y momentos. Tristemente, la ilusión se diluye en la página siguiente, al leer el título del último capítulo: ¿Happy end? No esta vez, Mario, no esta vez.

About The Author

EdoUnda

comunicador incógnito y disperso, con los pies aquí y allá, lector y conversador en @LibrosalAire

Trackbacks/Pingbacks

  1. [RESEÑA] La caída de la República - […] un riesgo tan alto que es mejor pasar de largo… pues bien, Número Cero, de Umberto Eco y Cinco…

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Nuestro Twitter

Nuestra FanPage

Escucha nuestras entrevistas en MixCloud