Select Page

Periodista español postula a Joaquín Sabina al Nobel

Periodista español postula a Joaquín Sabina al Nobel

En el fondo era cuestión de tiempo que alguien propusiera, más o menos en serio, a otro cantante como candidato al Nobel de Literatura.

Todos los años vemos columnas, reportajes, análisis y comentarios sobre los Nobel, y como el de Literatura es el que más nos interesa, le dedicamos mayor atención a aquellas discusiones. Este año, con mucho, la tradicional polémica tras el resultado ha alcanzado a críticos y gente común de todo el mundo, sumándose a los habituales del mundo de la literatura los habituales del ámbito musical.

Entre los memes y los ensayos profundos, vemos que hay una suerte de sentencia más o menos común a todos: “ahora cualquiera podría ganar el Nobel de Literatura”, pues ya no sería necesario ser escritor (novelista, poeta, periodista, ensayista, etc), también puedes ganarlo si eres compositor musical. O guionista de cine. O cualquier profesión que requiera escribir -con un mínimo de creatividad, eso sí- constantemente.

En este contexto, el periodista español Javier Menéndez Flores ha publicado un libro repleto de homenajes de personalidades artísticas, que analiza las letras del cantante, también español, Joaquín Sabina, titulado “Sabina. No amanece jamás“.

Tras darle el Nobel a Bob Dylan, la Academia Sueca ha abierto un camino que, según el periodista, Sabina podría transitar. Muchos se escandalizarían, arguye, pero que sonara su nombre para el máximo galardón a las letras en español atendería a la lógica.

“Sabina ha explicado mejor qué ha sido España desde los ochenta, con la inmediatez que da que la poesía se vista con música, que otros que lo han intentado acumulando cientos de páginas”.

Chus Visor, que editó el poemario de Joaquín Sabina Ciento volando de catorce (Visor, 2001), le da la razón a este periodista y afirma que cuando el cantautor escribe letras hace literatura: “Tiene buenos sonetos pero lo mejor, sin duda, está en sus canciones”. Incluso se ofrecería a lanzar su candidatura al Nobel.

Menéndez Flores aborda un análisis retórico y temático de cada letra, de cada canción, que arroja de acuerdo a sus conclusiones que Sabina, a medida que ha ido interesándose más por la lectura y menos por la música —que se ha ido literaturizando, dice textualmente— “ha pasado de ser un fotógrafo, un cronista de la realidad cuyas canciones tenían planteamiento, nudo y desenlace, a ser un formalista; se ha atrincherado en la alegoría”.

Y nos surgen, casi de inmediato, un par de dudas. A ojos del periodista que escribe el libro, ¿aquello de que Sabina se ha ido literaturizando es una idea anterior o posterior a la concesión del Nobel a Dylan? ¿Seguirá la Academia Sueca ampliando el rango de postulantes al Nobel o se conformará con el actual? ¿Si ya lo ganó Bob Dylan, y puede que postulen a Sabina, cuántos otros cantautores podrían ser, al menos, postulados?

Revisa la nota completa de Alberto Martín, publicada en El País, de España.

About The Author

EdoUnda

comunicador incógnito y disperso, con los pies aquí y allá, lector y conversador en @LibrosalAire

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Nuestro Twitter

Nuestra FanPage

Escucha nuestras entrevistas en MixCloud