Santiago se transforma en una ciudad postapocalíptica en la nueva novela de Gilberto Villarroel

Santiago se transforma en una ciudad postapocalíptica en la nueva novela de Gilberto Villarroel

Zona cero es publicada por Suma y ya se encuentra disponible en formato ebook y en librerías con venta online y despacho a domicilio.

Santiago en un momento postapocalíptico es el escenario central de la nueva novela de Gilberto Villarroel, Zona cero, donde mezcla la ciencia ficción, el thriller y el terror con la actualidad social y política de Chile, imaginando un escenario de crisis post apocalíptico.

Un gigantesco cataclismo desata una plaga desconocida que convierte la ciudad de Santiago en un escenario apocalíptico. Un corresponsal extranjero necesita entrar a la ciudad para rescatar a su pareja, la que acaba de enterarse que está embarazada. Pero se encuentra con que la capital está sitiada. Tropas extranjeras prohíben el ingreso de cualquier persona a la zona cero, en donde cunde el caos luego de que sus habitantes se han convertido en bestias que provocan destrucción y muerte a su paso. Junto a un militar estadounidense y un grupo de mineros en huelga, realizarán una apasionante y peligrosa travesía por las calles de un Santiago poblado de monstruos. Su misión: rescatar a un cura caído en desgracia que tiene la clave para enfrentar al legendario mal que los acecha.

Por su trabajo como guionista y productor audiovisual, Gilberto Villarroel demuestra una vez más en esta novela su capacidad en la escritura de ficción y aventuras adultas muy ligadas también a los gustos de seguidores de series, cómic, novela gráfica y otros formatos visuales. Hay que destacar que Villarroel ha estado inmerso en el trabajo de esta novela desde 2013 y hasta septiembre del 2019. Su primera novela, Cochrane vs Cthulhu, tuvo buena recepción en Chile y fue publicada en febrero en Francia, Suiza y Bélgica.

Zona cero es publicada por el sello Suma y ya se encuentra disponible en formato ebook y en librerías con venta online y despacho a domicilio.

Deja un comentario