La escritora y dramaturga presentó hace algunas semanas su libro La Dimensión Desconocida.

A partir de la declaración, confesión más bien, de un suboficial de la Fach, Antonio Valenzuela, el “Papudo”, a una joven periodista en el año ’84, Nona Fernández relata una historia que mezcla aquella confesión con su propio pasado de niña, en el marco de la dictadura de Augusto Pinochet.

En medio del relato, Fernández se da cuenta de que uno de los motivos para escribir el libro, y quizás para que el Papudo contara su historia, es que una parte importante de la vida y de las personas cobra sentido cuando se accede a aquella dimensión secreta, oculta y alternativa, que nadie conoce, o solo conocen (en parte) aquellos que comparten la misma dimensión y que está mucho más cerca de lo que muchos podríamos creer. De hecho, basta un nuevo escenario, otras personas, un antifaz o una simple conexión virtual para que aparezca.

Usando paralelos con aquella serie que se transmitió en Chile hace varias décadas, La dimensión desconocida, Fernández nos cuenta lo que ya le contó el suboficial y torturador a la periodista, nos muestra sus impresiones como niña de todo este periodo oscuro en Chile, nos estimula a comprender los extremos a los que es capaz de llegar el ser humano y nos hace sentir en carne propia lo cotidiano de la vida con lo terrible de la dictadura.

Sin duda, el punto más alto del texto es su narración, aspecto que Nona Fernández maneja con mucha maestría, quizás luego de trabajar años en teatro, práctica que se nota en el tratamiento de los personajes y la historia en general, donde se incluye la autora, que casi nos va susurrando cada página, casi casi llevándonos a la misma dictadura una vez más, en nuestros recuerdos o en los de ella, o en los de todo el país.

Cerca ya del final del texto, Nona nos trae de vuelta al presente, a una dimensión más conocida, aunque no sin cierta ironía, al hablar del Museo de la Memoria y los Derechos Humanos, señalando parte de la polémica que hubo en su inauguración y relatando como cada año varias personas siguen reuniéndose para exigir justicia por lo sucedido a sus familiares en dictadura.

Escucha nuestra conversación con Nona Fernández.