Con mucho gusto leímos la última novela del autor argentino.

Sello Editorial: Alfaguara
Páginas: 248
Publicación: Junio, 2014

No sé si hace falta presentar al argentino Eduardo Sacheri, conocido por sus relatos futboleros y por ser co-autor del guión de la película El secreto de sus ojos, ganadora del Oscar a Mejor Película Extranjera en 2010.

En este libro, su última novela, el autor argentino nos lleva fuera de la cancha, a recorrer el último año de vida de una adolescente y su padre, quienes hasta hace poco no se conocían. La historia se refiere a cómo Sofía, de 14 años, llega una mañana a Buenos Aires a buscar a su papá, tras la muerte de su madre.

Lo interesante es que Lucas nunca supo que tenía esta hija. Lo que sigue a continuación es un profundo y entretenido relato de cómo Sofía se acomoda con su padre y su pareja, y cómo Lucas se acostumbra a la idea de criar a su hija.

A través de un puñado de personajes muy bien trabajados, Sacheri nos entusiasma y nos mantiene interesados en descubrir cómo terminará la historia, que tiene algunas líneas secundarias también interesantes.

El libro en sí, recuerda un poco a la película donde Will Smith actúa con su hijo, basada en una historia real, por cierto. Porque, a fin de cuentas, ¿qué significa ser feliz? ¿qué es la felicidad? En general, para responder esto, primero, hay que conocer lo contrario. Además, como dijo alguien, nunca la luz del sol fue más apreciada que después de una gran tormenta.

A veces la felicidad se encuentra en pequeñas cosas, detalles escasos, decisiones que implican una reflexión profunda pero que, sin conocer el contexto anterior, no tendrían relevancia. En ese sentido, la reflexión de Sacheri en Ser feliz era esto, y en labios de Sofía, es tremendamente reveladora. Aquello de “sólo tenía palabras para el dolor y la amargura, y no para esta sensación… debe ser felicidad…” para muchos es parte de la experiencia propia.