Select Page

[RESEÑA] Voz

[RESEÑA] Voz

El libro ganó la versión 2016 del prestigioso premio Hugo a la mejor novela.

Voz
Christina Dalcher
España, julio de 2019
Novela, Roca Editorial, 352 páginas
ISBN: 9788417305697

Sinopsis

Situada en unos Estados Unidos donde la mitad de la población ha sido silenciada, Voz es una historia inolvidable y llena de tensión, en la que una mujer se enfrentará a los poderes establecidos para proteger a su hija y a sí misma. Una poderosa distopía feminista en la línea de El cuento de la criada y El poder.

Opinión

El nuevo régimen político de Estados Unidos está fuertemente controlado por una corriente religiosa fundamentalista que promueve el movimiento de Hombres y Mujeres Puros. Las mujeres han sido apartadas del mercado laboral y deben mantenerse confinadas al hogar, mientras que todas sus posesiones y finanzas han pasado a manos de sus esposos o familiares hombres más cercanos. Un contador puesto en sus muñecas les permite hablar solo 100 palabras al día y una fuerte corriente eléctrica les recorre el cuerpo si llegan a sobrepasar ese límite.

El personaje principal es la doctora Jean McClellan, una destacada neurolingüista que, hasta antes de que el nuevo presidente fuera elegido en las urnas, trabajaba con su equipo en un suero que sería la cura para la afasia de Wernicke, un trastorno del lenguaje que impide comprender y repetir el lenguaje hablado, resultado de una lesión en el área del lóbulo temporal del cerebro y que es la encargada de traducir la información sensorial auditiva en unidades de significado. Antes de que pudiera terminarlo, el nuevo orden político dictaminó que las mujeres no podían trabajar y fue destituida de su cargo y su equipo disuelto. Jean nos da a conocer su historia desde el presente y relata su rutina doméstica diaria, pero también da vistazos al pasado al recordar cómo era su vida antes del cambio.

Como historia, Voz se presenta como un relato distópico que recuerda inevitablemente a lo que Margaret Atwood creó con “El Cuento de la Criada”. Las similitudes están ahí: los estrechos lazos de la religión con la ideología política dominante, el destierro de las mujeres del campo laboral, la anulación de sus libertades sociales, la sumisión a la figura masculina, la imposición de asumir un rol puramente reproductivo y de crianza, etc. Las comparaciones son inevitables aunque se puede decir que el personaje de la protagonista no alcanza la profundidad ni el desarrollo necesario para ser el punto central del conflicto. Ella ha creado el suero, pero otros personajes le quitan protagonismo.

En lo que se refiere a la construcción de este mundo, con las primeras páginas queda la sensación de ser algo débil. En toda historia de ficción siempre se incluyen detalles que, a pesar de ser ficticios, dan peso a la historia y la hacen verosímil. En Voz, es borroso el momento en que pasamos del “cómo era antes” al “cómo es ahora” y queda la siguiente pregunta flotando: “¿solo así el Movimiento Puro llegó al poder? ¿Y la resistencia? ¿Realmente el cambio fue así de brusco?”.

El nuevo orden político, social y económico terminó afectando no solo a las mujeres, pero no se menciona, por ejemplo, qué pasó con los adherentes a otras religiones o ateos y agnósticos, o con la comunidad LGBTQ+, ni tampoco se profundiza en la reacción de la comunidad internacional. Después de todo, si bien la historia se desarrolla en Estados Unidos, ¿el resto del mundo permaneció tranquilo cuando la economía más grande del planeta silenció a la mitad de su población e hizo desaparecer a la mitad de su fuerza laboral? ¿La economía mundial no se enfermó cuando Estados Unidos estornudó?

La historia es narrada desde la perspectiva de Jean, lo que transforma el relato en algo mucho más íntimo y gracias a su hija menor, Sonia, y a su hijo mayor, Steven, podemos tener un vistazo de cómo será el futuro de esta sociedad por el adoctrinamiento al que los niños son sometidos diariamente en las escuelas. Aun así, hay algo que pareciera faltar, un “algo” indefinible que le quita peso a esta historia.

A pesar de la crítica que pueda hacer a Voz, la lectura llega. Y llega porque, aunque fue concebida como una obra de ficción, situaciones como las descritas en el libro (mujeres silenciadas y confinadas a una vida completamente alejada del resto de la sociedad) es un reflejo de la vida real de muchas mujeres en diferentes lugares alrededor del mundo. El mundo distópico creado por Christina Dalcher está mucho más cerca de lo que pensamos y eso aterra.

Voz no tiene giros argumentales excepcionalmente sorpresivos, pero crea la necesidad de leer rápido y sin parar para poder descubrir el desenlace que, a decir verdad, no sorprende realmente. Así y todo, es una lectura recomendable que, a través de su personaje principal, logra crear una crítica a la postura pasiva que ciertas facciones de la sociedad adoptan cuando sienten que la lucha no es suya, evitando generar así la oposición necesaria que puede frenar el avance de ideologías represivas y que fomentan el odio y la segregación.

About The Author

EdoUnda

comunicador incógnito y disperso, con los pies aquí y allá, lector y conversador en @LibrosalAire

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Nuestra FanPage

Nuestro Twitter

Escucha nuestras entrevistas en MixCloud