Salamandra publica hoy en Chile «En tiempos de contagio», del novelista y científico italiano Paolo Giordano

Salamandra publica hoy en Chile «En tiempos de contagio», del novelista y científico italiano Paolo Giordano

Un texto breve pero poderosamente actual, escrito desde el país más azotado por la pandemia del COVID-19.

En estos días extraños, por momentos terribles y, sin embargo, cargados de oportunidades, Salamandra publica un breve, poderosamente actual y necesario ensayo del novelista y científico italiano Paolo Giordano.

Ante la crisis del Covid-19, Paolo Giordano nos obliga a tomar aire y nos invita a reflexionar sobre nuestra responsabilidad colectiva, porque «en tiempos de contagio somos parte de un único organismo; en tiempos de contagio volvemos a ser una comunidad».

«Éste es un libro insólito en un momento insólito. Acostumbro a ser muy lento y prudente en mi proceso de escritura, pero no en esta ocasión. Lo que está ocurriendo en Italia ―y acabará pasando en otros lugares― ha disipado todas mis vacilaciones. Desde que comenzó el contagio, he tenido la persistente necesidad de escribir, escribir y escribir. Sentía que era de vital importancia explicar en términos racionales lo que está sucediendo: la gente está asustada sobre todo porque es difícil de entender y porque la información está siendo desconcertante y contradictoria. Aunque también es cierto que sobre todo haya necesitado escribir para mí mismo, para poder dar sentido y forma a la realidad«.

En estos tiempos difíciles, cuando el número de contagios y muertes por Covid-19 no deja de aumentar en todo el mundo, provocando un brutal impacto social, económico y emocional, Paolo Giordano nos obliga a tomar aire y reflexionar. La pandemia de Covid-19, la emergencia de salud más grave de nuestra época, ha dejado en evidencia la fragilidad de un planeta absolutamente interconectado e inextricable.

Más allá de identidades, nacionalidades y culturas, el virus nos está enseñando la complejidad del mundo en que vivimos y la dificultad para tenerlo todo bajo control. La pandemia nos anima a pensar en nuestra responsabilidad como individuos de una sociedad globalizada y nos obliga a usar la imaginación para enfrentarnos a situaciones imprevisibles, que nos afectan como personas y como colectividad. Porque en tiempos de contagio somos un solo organismo, una sola comunidad. Y si nos falta solidaridad, es sobre todo porque no tenemos imaginación. Para asumir algo tan sencillo como que la comunidad que en este caso está en jaque es toda la humanidad.

«No tengo miedo de caer enfermo. ¿Y de qué tengo miedo? De todo lo que el contagio puede cambiar. De descubrir que el andamiaje de la civilización que conozco es un castillo de naipes. De que todo se derrumbe, pero también de lo contrario: de que el miedo pase en vano, sin dejar ningún cambio tras de sí«.

Deja un comentario